16 de mayo de 2015

Talleres Productivos Precarios en la Ciudad de Buenos Aires



El tema del día ha sido los Talleres Productivos Precarios en la Ciudad de Buenos Aires y, por ello invitamos a dos protagonistas con gran conocimiento sobre lo que sucede con esta problemática. Ellos son Juan Vázquez, del colectivo Simbiosis Cultural, y María Ayelén Arcos, Lic. en Antropología, becaria del CONICET y especializada en trabajos precarios y tercerizados en talleres.


La muerte de dos niños en el incendio de un taller de fabricación de ropa puso nuevamente sobre el tapete un tema en el que, tanto el Gobierno Nacional, como el de la Ciudad, vienen mirando para otro lado: el crecimiento del trabajo en negro, que muchas veces roza condiciones de esclavitud.

En Argentina los talleres de indumentaria son en su mayoría de características productivas precarias.
Les dicen talleres clandestinos, aunque muy clandestinos no son, porque ya hace años que vienen siendo identificados y denunciados por diversas organizaciones.

Desde la Fundación Alameda y el Sindicato de Obreros de la Industria del Vestido y Afines (SOIVA) se calcula que la tercerización en talleres de costura precarios afecta a más del 80% de las marcas de indumentaria.
Actualmente hay 113 marcas sospechadas de subcontratar trabajadores en negro para producir sus prendas.

Hasta hace poco tiempo se tenía la noción de que estos talleres estaban todos en algún remoto rincón de Asia.
¡Pero no! Ya los tenemos acá desde hace rato.
Y los medios se ocupan sólo cuando ocurre alguna desgracia como la muerte de los hermanitos Camacho.

Es indudable que el crecimiento de este tipo de modalidad laboral ha representado un negocio para muchos. Pero, ¿quiénes están detrás del negocio?
Actualmente hay 113 marcas sospechadas de subcontratar trabajadores en negro para producir sus prendas.
Éstas son las que tienen el mayor peso en la cadena productiva y las que imponen las condiciones al resto.
Es evidente que para eso tiene que haber una complicidad con el poder político.

El Gobierno Nacional y el de la Ciudad no son ajenos a la influencia de esta industria.
Así se entiende la vista gorda que se ha hecho tanto desde los organismos de control como desde las fuerzas de seguridad.
Todos se llevan su parte.

En épocas de campaña electoral, los principales candidatos sonríen mientras bailan su danza de los vampiros frente a Tinelli.
¿Es éste el capitalismo humano del Siglo XXI que tanto nos pregonan?
¿O será que es la única forma en que puede funcionar un capitalismo en crisis?
La crisis civilizatoria.

Desde Puente Uno, estamos peleando por la construcción de una alternativa diferente, por la emancipación social, para que otro mundo sea posible.

10 de mayo de 2015

Violencia Institucional



En el Día Nacional contra la Violencia Institucional, nos comunicamos con Matías Bregante, vocero de Amigos y Familiares de Luciano Arruga para hablar sobre el caso y charlamos con Mercedes Haran, representante de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) sobre la violencia policial en Córdoba. Además, recordamos los 70 años del fin de la Segunda Guerra Mundial.


Las fuerzas de seguridad, las policías de todos niveles, la seguridad privada y las instituciones represivas no armadas: clínicas psiquiátricas, los institutos de menores, están al servicio y enmarcados dentro del concepto represivo.

La estigmatización, la de sacar de circulación a lo que se consideran las clases peligrosas está también y paradójicamente relacionada en cómo desde esas mismas fuerzas represivas se los utiliza para delinquir.

Cuando decimos violencia institucional nos referimos a la  estatal y también paraestatal.
Es aquí cuando la población marginada o fuera del sistema, o parte de ella, puede ser usada para robar o para ejercer violencia paraestatal (las patotas, las barras bravas, el caso Mariano Ferreira).

Usados como rompehuelgas o para frenar protestas sociales, también puede ser contemplado dentro de la violencia paraestatal y la policía dejando el campo libre, la zona liberada para que actúen las patotas para reprimir una protesta social.

El tema de la seguridad es un factor de legitimación del poder y de visualización de amplios sectores sociales como una amenaza a ese orden.
Con la idea de represión del delito, avanza la idea de reprimir a determinados movimientos sociales.

Si vemos los discursos electorales de los principales candidatos, todos están con el discurso de la mano dura.
¿Qué se discute?
¿Cómo reprimir mejor a los delincuentes?
¿Si estás a favor o en contra de si los planes y el clientelismo alienta la vagancia y la delincuencia, etc.?

Tenemos una visión del mundo diferente, estamos en una batalla cultural, de ideas, de mediano y de largo plazo.
Los medios de comunicación trabajan, reproducen y afianzan un sentido común ya creado desde hace mucho tiempo.

Todo lo que sea organizaciones populares y medios alternativos y comunitarios, puede significar un avance hacia la construcción de un sentido común diferente y es imprescindible hacerlo.
Por eso estamos acá, desde Puente Uno, en la Tribu.

2 de mayo de 2015

Día Internacional de los Trabajadores


En el Día Internacional de los Trabajadores entrevistamos a Daniel Jorajuría, Secretario Gremial de la CTA Autónoma. Con él conversamos sobre los diversos conflictos en los cuales participa la CTA en el país y también sobre el nuevo modelo sindical y la estrategia para enfrentar a la trilogía constituida por patronales, los sindicatos burocráticos y el gobierno.

Daniel Jorajuría, Secretario Gremial de la CTA Autónoma.

EDITORIAL 1º DE MAYO
“¡Ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa!”.
Ese fue el reclamo de los Mártires de Chicago que fueron ejecutados por participar en las jornadas de lucha que comenzaron el 1º de mayo de 1886.
En pleno siglo XXI, esa reivindicación sigue vigente.
Pasaron 129 años, se han logrado grandes conquistas, pero hoy, ¡nuestros derechos se encuentran más atrasados que nunca!
Parece que lo “natural” es trabajar 12 hs para llegar a fin de mes.
Paradójicamente, cuando los impresionantes avances tecnológicos deberían mejorar la calidad de vida de la sociedad, éstos se utilizan para aumentar la productividad de las empresas y el consumismo.
Léase: “menos trabajadores”, o “con bajos salarios”, y “más ganancias para los patrones”.
¿Sabías que hay 3 países en los cuales hoy, 1º de Mayo, no se conmemora el Día Internacional de los Trabajadores?
¿Sabías que esos 3 países son EE.UU., el Reino Unido y Andorra?
¡Vaya coincidencia! ¿no?
¡Los 2 principales exponentes imperiales, y el país europeo emblema de los paraísos fiscales!
¡Vivimos en plena crisis global del capitalismo!
Y, esta crisis, provoca cambios demográficos, conflictos, desigualdades y, ¡hasta afecta el medio ambiente!
Es la crisis financiera, energética, alimentaria, el cambio climático…
En síntesis, ¡es la crisis civilizatoria!
¡Hoy no es un día de fiesta!
Éste es un día de recuerdo, de CON-ME-MO-RA-CIÓN.
Esta semana, en Buenos Aires, murieron dos chicos por culpa del trabajo esclavo.
¿Se puede festejar esto?
En Argentina, el 35% de los trabajadores y trabajadoras están en negro.
¿Se puede festejar esto otro?
En Europa, ya son más de 1500 los inmigrantes africanos muertos en “naufragios” en lo que va del año.
¿Y esto? ¿Se puede festejar?
Tampoco se trata de una fecha para rendir homenaje al trabajo como actividad humana. No es el día del Trabajo, es el Día Internacional de los Trabajadores.
El 1° de mayo se trata de rendir homenaje a los trabajadores del mundo que lucharon y siguen luchando por las conquistas laborales y por la emancipación social.
¡A los que han escrito la historia de los trabajadores!
Y, en nuestro país, de rendir homenaje a Agustín Tosco, Atilio López, Isauro y Arturo Arancibia, Atilio Santillán, Maximiliano Kosteki, Darío Santillán, Carlos Fuentealba, Mariano Ferreyra, y a todos aquellos que, todos los días, militan, se organizan y luchan por el cambio social, para que un verdadero mundo mejor sea posible.

28 de abril de 2015

Las PASO y la Deuda


Alejandro Olmos Gaona nos visitó en el 15° aniversario del fallecimiento de su padre para contarnos acerca de la investigación que realizaron juntos sobre la deuda argentina.

La entrevista a Alejandro Olmos Gaona

Arrancaron las PASO en el país.
En abril ya hubo elecciones en Salta, Mendoza, Santa Fé con resultados que fueron variados.
Los resultados, según la provincia en cuestión, fueron con ventajas para el kirchnerismo o para los opositores al gobierno nacional, incluyendo los resultados inciertos en Santa Fé.
Pero nos preguntamos:
Los kirchneristas, por una parte, que proponen la continuidad de lo que en un momento llamaron “el modelo” y ahora le dicen “el proyecto”, ¿de qué proyecto hablan?
Y los que se dicen opositores y te hablan de cambio, en realidad, ¿a qué se están oponiendo? ¿qué quieren cambiar?

La manipulación desde los medios nos lleva a la cultura del escándalo o lo que ellos llaman “la polémica”.
Nos arman un show de discusiones entre candidatos.
Candidatos que, en general, “pisan el palito” de caer en las chicanas y se preocupan más por cuestionarse entre ellos sin avanzar en sus propuestas.
Y cuando las hacen, realmente no tienen tiempo o no te las explican en profundidad.
Cuando los medios todos los días te convierten una noticia en un escándalo, el resultado es que no podemos pensar, tranquilos, en qué mundo vivimos.
Así se desnaturalizan los debates.

Pero, nos preguntamos:
¿Realmente hay un debate profundo sobre el país que queremos?
Cuando nos dicen que tienen que venir las inversiones, ¿nos preguntamos qué tipo de inversiones queremos? ¿pará que? ¿quiénes son los que se van a beneficiar de esas inversiones?
¿Es lo mismo invertir para seguir produciendo soja y favorecer los transgénicos, que para favorecer los emprendimientos para la soberanía alimentaria?
¿Y la crisis energética?
Más allá de quién quiera verlo y quién quiera ocultarlo, lo cierto es que en Argentina hay crisis energética.
Hoy, en pleno siglo XXI, cuando hace calor, tenemos problema de energía; cuando hace frío, tenemos problema de energía; cuando llueve, tenemos problema de energía; y, cuando hay sequía, tenemos problemas de energía.
En realidad, tenemos problemas con la energía más allá de qué clima esté haciendo.

Esta crisis es significativa y se ha ido profundizando en base a la privatización y la extranjerización, que son la base fundamental en donde se sostiene el modelo energético nacional.
¿Por qué si bien se avanzó en estatizar el 51% de las acciones, YPF sigue siendo una sociedad anónima, convertida en una empresa más del mercado nacional e internacional?
¿Por qué, en Bolivia, se pudo nacionalizar el petróleo, el gas y la electricidad?
En los medios tampoco se debate el concepto del acceso a la energía como un derecho y no como un negocio.

El próximo domingo, le toca el turno de las PASO a nuestra ciudad de Buenos Aires.
¿Vimos debates reales entre candidatos y propuestas?
¿Se pudo profundizar el por qué de la falta de urbanización en las villas?
¿O el problema de la especulación inmobiliaria, cuando en la zona sur, el 50 % de la población habita en villas?
¿Sobre los talleres clandestinos en la ciudad?
¿Sobre la atención en los hospitales o sobre la educación?
¿O sobre la pérdida de espacios verdes?
¿Por qué aumentó la mortalidad infantil en la zona sur de la ciudad?
¿O hay más de 6 veces más casos de tuberculosis que la media nacional?

Finalmente, el tema de la deuda pública nacional.
¿Sabías que estamos en el orden de los u$s 200000 millones y que ese monto es prácticamente el mismo que en 2004?
¿Y que, hasta ahora, ningún gobierno argentino llevó adelante una investigación de los orígenes de la Deuda Pública de la causa Olmos, con fallo firme del juez Ballesteros, hace 15 años, que identificó más de 400 ilícitos en la contratación de la deuda?
¿Y que la ley de pago soberano aprobada el año pasado indica la creación de un Comisión Investigadora de la Deuda, que todavía no se ha constituido?
¿Por qué no se habla y se debate más de esto en los medios y, en particular, este año de
campañas electorales?

¡Necesitamos otra comunicación, donde en vez de engañar y ocultar, se promueva el pensamiento crítico y el compromiso político por la emancipación!
¡Eso es posible y urgente!
¡Y en eso estamos, desde Puente Uno!

17 de abril de 2015

Los Inmigrantes



Según la Organización Internacional para las Migraciones, Argentina no puede ser pensada independientemente de las migraciones internacionales.

En la actualidad creció la llegada de inmigrantes que ya no provienen sólo de países limítrofes sino de otros países latinoamericanos como así también de Europa y de Asia.

El fenómeno migratorio actual incorpora el incremento de las prácticas ligadas a las remesas, la migración forzada, el tráfico y trata de personas, migraciones de recursos humanos calificados y las políticas migratorias bi y multilaterales y también la creación de instituciones de y para los migrantes.

Pero las reglas del llamado libre comercio sólo sirven para el intercambio de mercancías, pero no tienen en cuenta el movimiento internacional de los trabajadores.

“No son libres los caminos del éxodo humano”, nos recuerda Eduardo Galeano, ¿y quiénes son los integrantes de ese éxodo?; él mismo los describe como “los que huyen de los salarios extenuados y de los suelos arrasados”.

Así como en el preámbulo de nuestra constitución nos referimos a “todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino” también debemos considerar que en el capitalismo actual se sigue explotando a los trabajadores en cualquier parte del planeta y es por ello que hoy tiene más vigencia el mensaje del Manifiesto Comunista de 1848: “trabajadores del mundo, uníos”.

20 de septiembre de 2014

La resistencia de los trabajadores frente a la crisis




Tras el paro del 28 de agosto, nuevamente, los trabajadores organizados hacen sentir su reclamo. Tanto el gobierno como los medios se ven obligados a ponerlos en la agenda y como nos tienen acostumbrados y ya no pueden tapar el sol con la mano, tratan de tergiversar o de desviar la atención sobre los ejes centrales por los cuales se para.
En cada paro se instala en el sentido común, tanto desde el gobierno y los medios, la idea de que un paro “democrático” debe darles a cada trabajador la libertad o no de adherirse.
Lo real es el contexto organizativo en que los trabajadores se encuentran y su capacidad para protestar: una fuerza sindicalizada que no llega al 17%, con conducciones sindicales burocráticas que miden sus intereses con el gobierno y con las empresas más que la defensa de los derechos de los trabajadores, con altos niveles de precarización que meten temor a perder el trabajo. En ese marco, efectivizar cualquier medida  de fuerza, y más un paro, no depende solo de la voluntad individual.

¿Cómo llegamos al Paro?
-Con un inflación que, según datos conservadores, llega a alrededor del 20% en lo que va del año.
-Con la caída del salario real, también según datos oficiales, para el sector privado de un 5% y de 2,6 % para el sector público.
-Con un nivel de desocupación y subocupación, tomando los datos de INDEC, similar al que había a fines de 2007 donde los más afectados son los jóvenes y las mujeres.
-Con la destrucción de 482.000 empleos de los cuales el 83% (404.000) se perdieron en lo que va de este año.

Lo real es que estamos frente a un escenario de suspensiones y despidos  - que se iniciaron en el sector automotriz y se extendieron a otros sectores de la producción local, como industria ferroviaria, frigoríficos, gráfica, plástico, cerámica, metalúrgica.

Dando respuesta al discurso gubernamental que acusó a los gremios convocantes a parar de ser funcionales (o incluso pagados) por los fondos buitres, exigieron el no pago de la deuda externa hasta que se  investigue su origen y la composición.

El paro sumó además reivindicaciones vinculadas a la judicialización de la protesta social. Estando latente la condena a cadena perpetua de los trabajadores petroleros de Las Heras, se exigió el desprocesamiento de todos los luchadores sociales y la libertad a los presos por luchar.

Por otra parte, se volvió a exigir un aumento salarial de emergencia y de todos los planes sociales y jubilaciones, el 82% móvil para los jubilados y el pedido de derogación de las herramientas legales que existen  - o que se intentan aprobar - para poner en práctica el castigo legal a los luchadores sociales y trabajadores (Ley Antiterrorista, Ley Antipiquetes).

En este contexto económico, es de suponer que la conflictividad va a ir en aumento. Por otra parte, el gobierno no da respuesta a los reclamos de estas jornadas. 

El desafío, más allá de un paro, es si la clase trabajadora podrá confluir con los demás sectores en lucha para dar, en conjunto,  una respuesta con más fuerza, más organización y más contundencia en el marco de un plan de lucha extendido.




23 de junio de 2014

Países emergentes, ¿el nuevo nombre de la dependencia?

¿Qué son los BRICS?. La sigla se arma con las iniciales de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

Fue el nombre con el que en 2001 el economista Jim O’Neill, de la inversora Goldman Sachs, bautizó a los principales países emergentes. ¿Pero qué son los países emergentes? Antes nos decían países subdesarrolados o simplemente pobres. Son todos eufemismos para no decir dependientes.

Emergentes el nuevo nombre que le dan los Sres del imperio a estos países que, en conjunto, representan alrededor de una cuarta parte del producto interno bruto mundial, 43 por ciento de la población del planeta (es decir fuerza laboral barata) y 20 por ciento de la inversión global. Otro dato interesante es que del 60 al 80% de las transacciones de este bloque son en otras monedas y no en dólares.

Es evidente el interés que tienen las grandes corporaciones transnacionales en invertir sus excedentes de capital en estos países.

Actualmente un tercio del comercio externo de Argentina es hacia el conjunto de países que componen los BRICS: la vinculación comercial con ellos, por tanto, es creciente, y nada hace suponer que decrezca en los próximos años, sino más bien lo contrario.

Nos dicen los economistas heterodoxos (y los ortodoxos también), que la incorporación permitiría que Argentina “vuelva a aparecer como país emergente en vías de desarrollo con mucho potencial”. También representaría una nueva ventana de financiamiento externo, cuando se requiere captar divisas y atraer inversiones. Pero esto ocurre en el marco de la crisis mundial del capitalismo. ¿Es realmente una alternativa?

Nos dicen que “Somos una potencia en materia agrícola. Además, Argentina “cuenta con la segunda reserva mundial de litio, una de las principales de oro metálico, con casi 10.000 toneladas, 500 millones de toneladas de cobre, 300.000 de plata metálica, al tiempo que nos proyectamos como tercer exportador mundial de potasio. Estamos parados sobre la tercera plataforma mundial en materia de hidrocarburos no convencionales. Y a eso hay que sumar el desarrollo tecnológico, el desarrollo nuclear para usos pacíficos.

Nuevamente desde Puente Uno nos preguntamos: ¿Qué tipo de inversiones? ¿Quiénes se beneficiarán y perjudicarán con esas inversiones? 

¿Qué papel pueden cumplir los BRICS en un nuevo escenario mundial? ¿Qué podría significar, para América Latina, la incorporación de Argentina? ¿Es correcto incorporarnos a los BRICS? ¿Por qué no buscamos una mayor integración con las alianzas alternativas que se están desarrollando en América Latina, como el ALBA?  

Este será el tema del día: PAÍSES EMERGENTES: ¿EL NUEVO NOMBRE DE LA DEPENDENCIA?




Presentación del tema del día. Eduardo Shmidt.




Entrevista a Julio Gambina, Doctor en Ciencias Sociales de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. Es
Profesor de Economía Política en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario, Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP, e Integrante del Comité Directivo del consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, CLACSO (2006-2012). También participa como miembro del Consejo Académico de ATTAC-Argentina y dirige el Centro de Estudios Formación de la Federación Judicial Argentina. También participa como columnista sobre Economía y Cooperativismo en medios periodísticos de Capital Federal y del interior del país.









 


1 de junio de 2014

LAS ALTERNATIVAS PARA LA INTEGRACIÓN EN AMÉRICA LATINA

Ya no estamos en la época del pensamiento único, a partir del cual la única alternativa política y económica era el neoliberalismo, si bien éste sigue siendo el dominante en el mundo.

Desde comienzos del Siglo XXI, América Latina está siendo disputada entre dos proyectos, el de la emancipación e integración latinoamericana, que cristaliza en el ALBA-TCP (Alternativa Bolivariana de los Pueblos de América Latina y Tratados Comerciales de los Pueblos)  pero también en la apuesta por la UNASUR o CELAC, y el de la restauración impulsada por el imperialismo, con la Alianza del Pacifico como punta de lanza. Estos dos proyectos en disputa tienen avances y retrocesos.

Argentina integra UNASUR y la CELAC. Son parte de esta novedosa construcción alternativa, que excluyen la presencia de EEUU y Canadá en esa nueva institucionalidad. Es un intento histórico por resolver los problemas de integración sin la presencia de la potencia hegemónica; de hecho nuestro país fue uno de los impulsores de estas alianzas. Sin embargo no integra el ALBA y las nuevas experiencias que surgen a partir de esta Alianza alternativa, son poco están poco conocidas y difundidas.

ALBA, surgió en 2004, en contraposición al ALCA y que hoy integran 16 países de la región, entre los cuales se están Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Dominica y varias islas del Caribe. Recordemos que Honduras integraba esta alianza y lo 1º que hicieron los golpistas que desplazaron al presidente Zelaya fue salir del ALBA.

ALBA es el proyecto alternativo más avanzado por sus definiciones de rumbo pretendido para el desarrollo socio económico, con pretensión anticapitalista y por el socialismo; pero también por el despliegue de institutos de articulación productiva, comercial o financiera, como el Banco del ALBA (sistema de integración financiera), la creación de Petrocaribe (como sistema de integración energética), o el SUCRE (Sistema Unitario de Compensación Regional) o la propuesta de la Nueva Arquitectura Financiera Regional

Uno de los aspectos a resaltar en la iniciativa ALBA-TCP, es la incorporación de movimientos sociales en el diseño y desarrollo de la propuesta regional. En mayo de 2013 se llevó a cabo la primera asamblea continental de los movimientos sociales hacia el ALBA en la cual se definieron como ejes de trabajo comunes la comunicación alternativa, la formación política y la solidaridad. Es algo novedoso y original en las relaciones internacionales.

El concepto de Empresas Grannacionales surge en oposición al de las empresas transnacionales, por tanto, su dinámica económica se orientará a privilegiar la producción de bienes y servicios para la satisfacción de las necesidades humanas garantizando su continuidad y rompiendo con la lógica de la reproducción y acumulación del capital.

La iniciativa de Nueva Arquitectura Financiera Regional se compone a partir de la articulación de tres pilares: un banco de desarrollo de nuevo tipo, un fondo de reservas regional y un sistema de compensación de pagos con la perspectiva de una moneda regional.

El SUCRE es una de las propuestas más novedosas en el regionalismo del ALBA-TCP. Uno de los objetivos centrales del SUCRE es des-dolarizar las economías de la región. ¿Cómo?, incentivando el uso de monedas nacionales y la conformación de una canasta de monedas.

¿Cuáles son los elementos que forjan al ALBA-TCP como proyecto alternativo en la integración regional? ¿Qué factores potencian o limitan la iniciativa? Son interrogantes fundamentales a la hora de interpretar los proyectos de integración regional en el Siglo XXI.

Éste es el tema del día: LAS ALTERNATIVAS PARA LA INTEGRACIÓN EN AMÉRICA LATINA


Presentación del tema del día. Eduardo Shmidt y Blanca Soraire.



Entrevista a Liliana Pardo, Lic. en Humanidades en la Univ. Bogotá; magister en estudios políticos de la Univ. Nac. Rosario; becaria CONICET.



L. Pardo:  Avances y desarrollo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).



L. Pardo: La falta de decisión política es uno de los principales factores que impiden el crecimiento del ALBA.



L. Pardo: Dos modelos distintos de integración regional:  LA ALIANZA DEL PACÍFICO SUR Y EL ALBA.






 







25 de mayo de 2014

Las políticas de vivienda en la Ciudad de Buenos Aires y el derecho a la ciudad.

El futuro del acceso a la vivienda en el mundo, se presenta sumamente difícil. El aumento del déficit habitacional de los espacios urbanos se produce por un aumento de la población y la tendencia a incorporarse a estos espacios.

La Ciudad de Buenos Aires no es ajena a este fenómeno que se está incrementando paulatinamente.

La vivienda y el hábitat constituyen el centro de vida de la persona humana, y definen su desarrollo en lo individual y en lo social. Son conceptos básicos que se integran en el marco de la calidad de vida.

La vivienda adecuada constituye en sí misma una extensión de la propia esfera humana personal y brinda un ejercicio más pleno de la calidad de ciudadano y de su inserción en la comunidad a la cual pertenece. En su seno es donde se desarrollan los conceptos meta- jurídicos, como el hogar, la familia, la intimidad, el descanso, la seguridad, el bienestar, la protección, la propiedad, la convivencia pacífica y la salud física y mental. Desde una perspectiva jurídica, vivienda y hábitat han sido reconocidos y consagrados en los instrumentos más relevantes del Derecho Internacional de los Derechos Humanos con una categorización propia, integrándose en el derecho humano a la vivienda adecuada. Este derecho humano se encuentra contemplado expresamente en los máximos instrumentos jurídicos de carácter universal: la Declaración Universal de Derechos Humanos del 10 de diciembre de 1948, y el Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales, del 16 de diciembre de 19661.

No obstante en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se visualizan contradicciones que atentan directamente contra este derecho: 500.000 personas carecen de vivienda digna en la ciudad, a su vez se contabilizan alrededor de 350.000 viviendas desocupadas en el seno de la misma debido a diversas causas, entre ellas la especulación inmobiliaria.

Puente Uno entrevista a Carla Rodríguez, Socióloga, docente de la UBA, investigadora del Instituto Gino Germani, integrante del MOI (Movimiento de  Ocupantes e Inquilinos), para hablar sobre este tema.


Presentación del tema del día.



Carla Rodriguez, Socióloga, docente de la UBA, investigadora del Instituto Gino Germani, integrante del MOI (Movimiento de  Ocupantes e Inquilinos): Las políticas de vivienda en la Ciudad de Buenos Aires y el derecho a la ciudad.


Carla Rodriguez: Una paradoja en la situación habitacional en la ciudad.


Carla Rodriguez: La problemática situación de la vivienda en la ciudad.


Carla Rodriguez: La acción de los movimientos populares ante la falta de políticas públicas de vivienda en la ciudad.


Carla Rodriguez: El art.31 de la Constitución y el derecho a la ciudad.


Carla Rodriguez: Una alternativa popular a la problemática habitacional: el MOI.




Carla Rodriguez: La acción del MOI en la ciudad.



Carla Rodriguez: La ley 341 de la ciudad garantiza créditos a las organizaciones para construir viviendas.


Carla Rodriguez: El MOI y la CTA: la estrecha relación entre la vivienda y el trabajo.



Eduardo Shmidt:  Conclusiones: Las políticas de vivienda en la Ciudad de Buenos Aires y el derecho a la ciudad.






1: La Vigencia de los Derechos Humanos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a la luz del Derecho Supranacional. Defensora del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Colección Diagnósticos. Octubre 2009.